Cambiar tamaño del texto:
A+ | Normal | A-
Estudio sobre empoderamiento económico de las mujeres en Uruguay

Presentación de resultados

Exposición Mariella Mazzotti
Fecha: 16/04/2015
Autor: Inmujeres

El 14 de abril en la Antesala del Senado del Palacio Legislativo se presentó el resultado de la investigación "Promoviendo el empoderamiento económico de las mujeres a través de mejores políticas", con el objetivo de mejorar la eficiencia de las políticas públicas en materia de equidad y analizar las brechas de género en el mercado laboral.

La directora del Instituto Nacional de las Mujeres, Mariella Mazzotti, expuso sobe las políticas públicas para el empoderamiento económico de las mujeres en Uruguay. Destacó el trabajo que se realizó desde el Estado en el trabajo de calidad con equidad de género, la implementación del sistema de cuidados, lo que implica un cambio sociocultural para lograr una equidad en el mercado laboral entre mujeres y varones.

La investigación llevada a cabo por el Centro Interdisciplinario de Estudios sobre el Desarrollo - Uruguay (CIEDUR), el Centro de Estudios Distributivos Laborales y Sociales (CEDLAS) de la Universidad de la Plata, llegó a la definición de cuatro obstáculos que las mujeres enfrentan a la hora de tener un empleo de buena calidad:

• la decisión de participar en el mercado de trabajo
• la obtención del empleo
• la categoría de ocupación en que se ubican
• la intensidad horaria y el nivel salarial obtenido

Algunos datos

Según los datos que maneja el estudio, los hombres y mujeres que viven en pareja exponen la brecha de género de manera más clara: en 2013, el 91,6% de los hombres casados o unidos estaban empleados, en tanto sólo el 65,9% de las mujeres lo estaba. Asimismo, mostró que el 21,4% de las mujeres casadas o en pareja estaban dedicadas totalmente a las tareas domésticas.

La inserción laboral de las mujeres en Uruguay se ve determinada por factores del mercado, normas culturales y regulaciones legales, destaca el estudio presentado.

Las mujeres enfrentan varias restricciones en su proceso de inserción laboral. Entre ellas, destacan aquellas que corresponden a pautas culturales que otorgan a los distintos géneros diferentes roles y responsabilidades así como a factores del mercado laboral que reproducen ideas preconcebidas sobre la masculinidad y femineidad.

En otro orden, las mujeres más exitosas en el mercado laboral son las que además de tener mayor nivel educativo, disponen de ingresos en sus hogares suficientes para cubrir el "costo" de los cuidados o las tareas domésticas. Por el contrario, las mujeres que no acceden a ingresos para cubrir esos costos tienden a mantener empleos más precarios como cuenta propia y trabajadora familiar no remunerada.

Otros aspectos analizados fueron la ascendencia étnico-racial, que marca dificultades para las afrodescendientes en el acceso a puestos formales y con buen nivel de ingresos, así como la zona de residencia, que establece que las residentes en Montevideo tienen más probabilidad de ocupar un puesto asalariado formal y obtener mayores ingresos.

Seguinos en las redes sociales Inmujeres en Facebook Inmujeres en Twitter Inmujeres en Youtube