Cambiar tamaño del texto:
A+ | Normal | A-
8 de marzo: Más igualdad. Compromiso de Estado

La mitad más una

Integrantes de La Petit Troupe durante la presentación de Compromisos 2016 en Políticas de Igualdad de Género
Fecha: 09/03/2016
Autor: MIDES

Representan más de la mitad de la población de nuestro país. Siguen siendo las principales responsables del cuidado y la crianza. Estudian más y ganan menos que la otra mitad. Corregir esta y otras inequidades es compromiso de Estado. Así quedó de manifiesto el pasado martes 8 de marzo en la sala Nelly Goitiño del SODRE donde se reunieron representantes de seis ministerios y de la Oficina Nacional de Planeamiento y Presupuesto para presentar los Compromisos 2016 en Políticas de Igualdad de Género.

En el marco del Día Internacional de las Mujeres, el Consejo Nacional de Género junto al Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) del MIDES se presentaron los Compromisos 2016 en Políticas de Igualdad de Género.

La apertura del evento estuvo a cargo de la directora del Instituto Nacional de las Mujeres, Mariella Mazzotti. “Todos y todas sabemos que la democracia siempre es un horizonte a alcanzar y la lucha por la igualdad entre mujeres y varones es un elemento que nos acerca a ella”, expresó Mazzotti al inicio de su alocución.

“Los derechos deben ser reconocidos y en este sentido hay un avance parlamentario importante”, dijo la presidenta del Consejo de Género con respecto a los logros alcanzados el año pasado.

Para la directora de Inmujeres el paso siguiente al reconocimiento de los derechos es la garantía de los mismos, y allí es donde entra a jugar el Poder Ejecutivo y su labor cotidiana, expresó. Esta garantía de derechos implica servicios públicos accesibles y de calidad más servicios privados controlados y regulados.

“Podemos tener reconocimiento, podemos tener las garantías del Estado, pero hay una dimensión subjetiva que implica sentirse parte y eso se logra desde la acción personal y cotidiana”, concluyó Mazzotti.

Cada participante de la mesa presentó luego las líneas generales de los ejes en los que trabajará para lograr este compromiso.

El director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García presentó lo que será un eje transversal a todas las políticas, el presupuesto con enfoque de género. García anunció que se impulsará un proyecto para contabilizar el valor monetario de las políticas de género. Este sería el primer paso hacia la conformación de un observatorio de políticas de género en el presupuesto nacional.

El ministro del Interior, Eduardo Bonomi, informó sobre las líneas de acción que llevará adelante su cartera para salvaguardar el derecho a una vida libre de violencia de género. Bonomi ponderó la coordinación de esfuerzos entre los diferentes actores del gobierno y la necesidad de continuar avanzando en la implementación del Sistema de Respuesta de Violencia Basada en Género (VBG). El jerarca destacó que, si bien le compete a su cartera trabajar en los aspectos represivos de los delitos vinculados a la VBG, es tarea de toda la sociedad lograr el cambio cultural necesario para que “ninguna mujer sea asesinada por el simple hecho de ser mujer”.

En este sentido, la ministra de Educación y Cultura, María Julia Muñóz se comprometió a trabajar por el derecho al acceso a la cultura y la superación de estereotipos culturales. Muñoz anunció, entre otras medidas, la adaptación del currículo para poder ingresar a cualquier altura del año a una institución de educación formal o no formal, teniendo en consideración los tiempos y necesidades de la maternidad, por ejemplo. También hizo alusión a la necesidad de construir “nuevas masculinidades” que acompañen estos cambios en el camino hacia la igualdad de género.

Por su parte Jorge Basso, titular del Ministerio de Salud, hizo hincapié en el derecho a una vida saludable. “No queremos mirar para el costado ni darnos por satisfechos, vamos a priorizar el área de salud sexual y reproductiva” dijo Basso. El ministro destacó además la plena vigencia de la ley de interrupción voluntaria del embarazo y reivindicó el acceso a métodos anticonceptivos para varones y mujeres. El jerarca dijo que estos métodos deben ser de libre acceso y una prestación de salud obligatoria.

Carolina Cosse, ministra de Industria, Energía y Minería (MIEM), se comprometió a trabajar para garantizar el derecho a mejores oportunidades de desarrollo en el mundo del trabajo productivo y empresarial. “La industria es una herramienta de cambio cultural”, afirmó Cosse. La ministra instó a promover que más niñas culminen la escuela, el liceo y la educación terciaria. Según la principal del MIEM, son las mujeres los motores de cambio y se necesitan más en cargos de decisión para que puedan marcar su impronta.

El ministro de Trabajo y Seguridad Social, Ernesto Murro, aprovechó la oportunidad para convocar a las organizaciones de mujeres presentes a participar el próximo 17 de marzo del Diálogo Social. Murro presentó el eje vinculado al derecho al empleo de calidad y al desarrollo de capacidades laborales. Si bien la brecha en materia de tasa de empleo entre varones y mujeres se ha reducido bastante, a un año de la implementación de la Ley de Empleo Juvenil, el jerarca destacó que el sector privado aún es muy tímido en su implementación. En otro orden Murro expresó que “queremos darle prioridad al tema del acoso sexual laboral” y avanzar en el marco regulatorio de la ley que protege contra esta práctica. A fines de marzo este tema será tratado en los consejos de negociación con públicos y privados, anunció el jerarca.

Por el MIDES, habló la subsecretaria Ana Olivera acerca del derecho a los cuidados y la protección social. En su intervención que cerró la ronda de exposiciones Olivera hizo alusión a que, si bien en esta tercera etapa del ministerio el foco está puesto más que nunca en el desarrollo, todavía quedan personas en extrema vulnerabilidad y expresó que “esta pobreza que nos queda todavía, tiene rostro de niña y de mujer”.

 

Seguinos en las redes sociales Inmujeres en Facebook Inmujeres en Twitter Inmujeres en Youtube