Cambiar tamaño del texto:
A+ | Normal | A-
Programa “Por el juego y por tus derechos: una transformación cultural a través del fútbol”

Gol de media cancha

Dos parejas de niños y niñas donde uno se tira en los brazos del otro
Fecha: 01/11/2017
Autor: Inmujeres

La explanada del Palacio Legislativo fue sede para el festejo de las últimas jornadas recreativas “En esta cancha jugamos todas y todos” donde participaron más de 400 niñas y niños del fútbol infantil así como padres, madres y adultos referentes.

Estas jornadas forman parte del programa  “Por el juego y por tus derechos: una transformación cultural a través del fútbol”, que busca promover la igualdad de género a través del fútbol y que involucra no sólo a los y las pequeñas, sino a también a sus familias y comunidades.

Las jornadas constan de talleres recreativos de sensibilización con  niñas y niños y sus familias en los clubes deportivos desde donde se convoca. En éstas se trabajan mitos y estereotipos vinculados a las pautas de crianza sexistas y al deporte como mecanismo de integración.  Se busca también contribuir a naturalizar la presencia de niñas, adolescentes y mujeres en el juego y competencia.

A la fecha, se realizaron siete jornadas en los fines de semana del 20 y 21; y 27 y 28 de octubre donde participaron del juego más de 600 niñas y niños y sus familias en diversos puntos del país.

El deporte desde el género

En la práctica deportiva hay asimetrías y desigualdades entre varones y mujeres. Sus características y motivaciones tienen fuertes componentes diferenciales según sexo: las mujeres hacen menos deporte que los hombres. Pero además cuando practican deportes lo hacen en menor medida en equipo que los varones.

Además, la competencia no aparece como un factor motivacional para las mujeres. Según datos de la Encuesta Nacional de Adolescencia y Juventud, el porcentaje de varones que realizan actividades físicas es el doble que el de las mujeres (60,4% frente a 33,2%).

Si además se considera el motivo para realizar deporte, la relación se sigue manteniendo: un 11,5% de las mujeres jóvenes establecen la competencia como el principal motivo frente al 23,7% de varones. De igual manera sólo un 23% de las mujeres participa en algún torneo o campeonato mientras que los varones lo hacen en un 42,6%.

La Secretaría Nacional de Deporte (SND) realizó un relevamiento entre las federaciones donde también aparecen importantes brechas entre deportistas hombres y mujeres, apenas el 7% de las fichas federadas del Uruguay son mujeres.

Las implicancias que la práctica deportiva tiene para la salud física, el entramado social y los vínculos son fuertemente diferenciadas para uno u otro sexo, como así también los efectos positivos que se reflejan en la vida de unos y otras.

Las estadísticas no hacen más que confirmar los efectos de las prácticas de género que niños y niñas aprenden en sus familias, en las instituciones educativas y en su entorno desde los primeros años de vida: los varones son estimulados a “jugar a la pelota”, a trepar, a compartir con otros –varones también- un equipo y trabajar en conjunto por un objetivo común. En definitiva, a disfrutar de los beneficios que la actividad física reporta en todos los niveles del desarrollo, incluida la autoestima y el liderazgo.

Para avanzar en la construcción de una sociedad igualitaria, los deportes no pueden ser propiedad exclusiva de los varones.

En palabras de la directora del Instituto Nacional de las Mujeres del MIDES, Mariella Mazzotti, “Ser fuertes o valientes no es sólo de varones, es también de niñas. Queremos que tanto niñas como niños aprendan jugando, juntos y en igualdad”.

El Proyecto es llevado adelante por el Instituto Nacional de las Mujeres–MIDES y ONU Mujeres Uruguay en conjunto con las organizaciones socias OFI (Organización del Fútbol del Interior) y ONFI (Organización Nacional del Fútbol Infantil) y financiado por el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF).

 

Seguinos en las redes sociales Inmujeres en Facebook Inmujeres en Twitter Inmujeres en Youtube